Hace siete años llegamos a Quibdó convencidos de que nos íbamos a encontrar con un terreno fértil para la creación de proyectos, de ideas y de emprendimientos. Y más allá de eso, en el camino descubrimos líderes y lideresas dispuestos a cambiar las narrativas de una ciudad, héroes ocultos y una cantidad abundante de talentos. Pero a lo largo de estos años esta iniciativa se ha convertido en un proceso recíproco, donde las enseñanzas han sido de ida y vuelta y las lecciones y experiencias que nos han dejado las cinco ediciones realizadas son apenas equiparables con la competencia y la fortaleza de la ciudad. 

Por eso estamos convencidos de que en este momento, cuando el mundo se encuentra inmerso en una crisis, nuestros esfuerzos tienen se tienen que centrar en apoyar a ese territorio de buenas ideas que es Quibdó. Nos llena de orgullo ser los gestores locales, elegidos por la Fundación Mario Santo Domingo, para la jornada de entregas que se está llevando a cabo esta semana en la ciudad.  El gestor local es una figura que tiene definida la Fundación para canalizar las entregas en distintos municipios; gracias a nuestra trayectoria y conexión con Quibdó estamos  haciendo realidad la logística, la calidad de las bases de datos, la comunicación y la movilización de la comunidad.

Contamos con el apoyo de la Alcaldía, líderes locales, Movistar, el SENA y varios emprendimientos para destinar estas entregas a 4.545 familias. Estas ayudas son bonos que cubren hasta un mes de alimentación y podrán ser canjeados en las cadenas de las Tiendas D1. Junto con dichos actores creamos un listado de personas beneficiadas basándonos en los siguientes criterios:

  1. Personas que están en barrios y no han recibido ayudas.
  2. Personas mayores de edad, especialmente adultos mayores, que están en una lista de espera de programas del Gobierno, es decir que aún no han recibido ayuda.
  3. Personas discapacitadas y población vulnerable

Después de realizar este gran barrido y análisis de los datos priorizando dichos criterios estamos realizando las entregas de acuerdo al pico y género que esté en marcha en los días mencionados. Estas jornadas se llevan a cabo cumpliendo con todos los protocolos de seguridad y lineamientos para garantizar la seguridad de las personas beneficiadas y el equipo.

Del 18 al 22 de mayo realizamos la primera etapa de entregas, llegando a 3,824 bonos gracias al trabajo incansable de los Líderes Detonante y más de 12 voluntario. Durante los 5 días, las personas vivieron una experiencia de solidaridad diferente, donde demostraron organización y buena convivencia, pocas veces visto en la ciudad. En los próximos días, iniciaremos la última etapa para llegar a la meta de entregar las 4,545 ayudas.

Hoy, más que nunca, tenemos la firme convicción de que nuestro trabajo en Quibdó y el Chocó no puede parar.  Esa estrecha relación que hemos cultivado con los líderes locales y la comunidad ve sus frutos y de la mejor manera: llevando un mensaje de unión y una nueva forma de solidaridad. #UnidosNosCuidamos.